Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog

Archivos

2012-03-12T16:23:00+01:00

MI COLEGIO Y EL RESPETO

Publicado por La ventana de Ana Pascual

El título de este artículo puede que confunda a más de uno, pero para nada os quiero confundir, porque sé perfectamente a dónde quiero ir a parar.


Voy a hablar como siempre de temas que nos tocan la fibra hoy en día, voy a hablar de como la gente que no tiene ni idea de un tema, se toma la libertad de hablar de él como si lo conociera en profundidad. (Quiero dejar bien claro, que hablo con el conocimiento y mi experiencia, no en términos generales, porque cada persona tiene su historia y en esto jamás se puede generalizar, ¡ah! Y hablo pensando en los estudiantes adultos y en los padres, jamás en los niños que no tienen culpa de nada).

Este artículo va dirigido a la gente que se cree que habla con propiedad, sin conocer las dos partes.

Espero no ofender a la gente que no se mete en esto, que trabajan en la Educación Pública y se puedan sentir atacados. Para nada es esa mi intención, simplemente voy a dar mi opinión sobre una postura que he visto en alguna foto y manifestación y que más adelante podréis ver y hablando desde mi conocimiento y vivencia de la educación privada. Pero jamás podría atacar a la educación pública porque gracias a ella, TOOOODOS los niños de este país tienen derecho, deber y obligación de cursar unos estudios de calidad, sin que ello repercuta a la economía de sus padres. Y ojalá exista toda la vida.

Esta semana pasada vi entre las cientos de fotos que se publican en facebook, una que colgó una amiga y que me llamó la atención, incluso me hizo gracia y todo, la foto es la siguiente:


425735 2733069452918 1442749660 31975207 332774059 n

 

No quiero entrar en polémicas tontas. Pero esta foto me demostró un par de cosas, que me han hecho aferrarme más a la idea de que mi hija, estudie en un colegio privado.


No entiendo porque estas discusiones hoy en día por todos lados, en la TV, en la radio, en la calle, en la prensa escrita, de privadas o públicas, lo mismo pienso de la sanidad, estoy totalmente a favor de las dos, en este caso puedo hablar de las dos porque he tenido de las dos, aunque también diré que me quité de la privada debido a que mi ginecóloga de toda la vida rechazó el tema de los seguros privados, como gracias a Dios soy una mujer que nunca ha tenido problemas de salud y también tenía claro que quería parir en la pública por si había cualquier complicación, pues decidí quitármela, lo único que encontré malo en la privada (a parte que no tienen los recursos de la pública (en casos extremos, claro)) era el tema de las listas de espera, en mi caso, no ha habido mucha diferencia con la pública. Con este tema, me hace mucha gracia la gente que está en contra del capitalismo, que defiende lo público a muerte y luego se van a la privada a parir o a hacerse revisiones. Me parto con estas incongruencias. No por nada, si no porque los argumentos que da esta gente, con sus hechos los tiran por los suelos, así que no puedo evitar reírme hasta la saciedad. Y claro, que decir de que hablen del tema de la educación privada sin haberla recibido nunca. En fin, para troncharse.

Siguiendo con el tema de la educación privada o pública, pues bien, he oído cosas del tipo:

“La gente de la privada paga por sus aprobados, la gente de la privada no sale preparada, la gente de la privada no hace selectividad, la gente de la privada tiene muchos prejuicios, la gente de la privada son unos clasistas, la gente de la privada son unos racistas...”o sea, que quieren decir claramente (en mi caso y en los de otros cientos de miles) que mis años estudiando, recibiendo clases de profesores maravillosos, que me han educado a la par que enseñado, que mis conocimientos adquiridos durante toda mi vida estudiantil, han sido previo pago y sin estudiar, ¿no es verdad? … o sea que soy una analfabeta, ¿no? me parto y me mondo. Me encanta la gente que habla, porque tiene que hablar de todo.

 

En España siempre ha pasado esto y aquí si hablo de manera general y realista, se cataloga a la gente, por colegios, creencias o posición social. Creo que ya no hay clases, pero hay un sector que se empeña en crearlas, parece que ir a un colegio privado, estudiar en academias o ir a una universidad de pago, porque tus padres han podido o se han matado a currar para dártelo, eres un “niño de papá”. Parece que tienes que pedir perdón por tener posibilidades, parece que por estudiar en un privado no significa nada, no vale absolutamente nada de lo que aprendas, al parecer en lo privado, no se enseña nada que cueste trabajo aprender.

Con frases de este tipo, (de la foto anteriormente referenciada) que vienen claramente de gente que ha estudiado en centros públicos, lo único que me demuestran a día de hoy es:

Que sí, que en la pública, se enseña de TODO, MENOS RESPETO, a las pruebas me remito con la fotito y con las cosas que oigo. Que en la pública siempre están con que no tienen prejuicios, ¡jajaja! excepto con los que estudian en la privada ¿no?.

LA IGNORANCIA ES ATREVIDA, quien ha recibido educación pública, por defecto, no ha recibido educación privada, con lo cual no pueden saber si se enseña o no se enseña y viceversa, por lo tanto, NO SE DEBE OPINAR DE LO QUE NO SE CONOCE DE PRIMERA MANO.

Hay personas que opinan de esto y no tienen ni idea y de verdad que quedan fatal, ellos creen que así son más intelectuales y que saben hablar de lo que les echen, para mí son ridículos. Para opinar de ciertos temas deberían vivirlos en primera mano y estar muy documentados y si no, morderse la lengua. Pero en este mundo hay gente que se cree, que de todo sabe y que de todo puede hablar. ¡ja! Como he dicho anteriormente la ignorancia es osada.

Apoyo las dos educaciones, primero porque la pública es un derecho de todos los niños y ciudadanos que quieran hacer uso de ella.

Pero también apoyo la privada:

Primero, porque mi abuelo, mi padre, mi hermano y yo, hemos estudiado en colegios privados y no conocemos otra cosa, a parte de que les fue, les va y nos está yendo muy bien en la vida.

Segundo, porque se da en un entorno católico, cosa que me encanta, porque soy católica y quiero que mi hija se críe con esa fe, dentro y fuera de casa, en los dos lugares donde recibe y recibirá su educación.

Tercero, porque llevan uniforme, esto me va a quitar muuuchos dolores de cabeza a la hora de decidir modelito a diario.

Cuarto, porque me encanta pensar que mi hija va a recibir clases de profesores que en su día me dieron clase a mí, profesores a los que ya conozco, profesores de los que sé sus métodos de enseñanza, porque el profesorado es fijo y sólo cambia cuando se jubila, igual que yo recibí clases de profesores de mi padre.

Quinto, porque el año que yo hice la selectividad, aprobamos el 99% de mi promoción (¿Qué raro no? Y eso que es un examen público). Por lo tanto, para mí, es una garantía de que la gente sale muy preparada.


Sexto, porque el profesorado se implica al mil por mil, porque desde el primer momento que un niño tiene dificultades se mueve desde el profesor, hasta el pedagogo y todo el que haga falta y están encima de ese niño hasta que levanta cabeza. Porque los profesores si se tienen que quedar hasta las 8 de la tarde con un alumno o con un padre, se quedan, porque no hay horarios estrictos a la hora de cerrar el colegio. Porque se impone disciplina.

    Santo Domingo - vista aereaSéptimo por la cantidad de actividades extra-escolares como “Taller de inglés, de informática, pre-deporte, ballet, tenis, música, multideporte...” y no tengo que desplazar a mi hija a ninguna parte para ello.

Octavo, porque se imparten cursos para padres, incluso de inglés para apoyar a sus hijos al máximo.

Noveno, porque es un colegio que me ha visto crecer, hacer la primera comunión, me ha visto casarme con el hombre de mi vida, es un colegio con una historia COLOSAL, Monumento Histórico, Patrimonio Artístico y hasta está recomendado en las guías de turismo, me encanta pensar que en esos listados de antiguos alumnos apareceremos ya cuatro generaciones de mi familia, le tengo mucho cariño.

Décimo, porque en este colegio, tienes que aprobar para pasar de curso, tienes un límite o te expulsan, así de fácil, como en mi época, o sea, para pasar de curso, tienes que estudiar, porque en el sistema tan maravilloso que hay hoy en día, un alumno puede llegar hasta los 16 años a 4º de la E.S.O. ¡¡¡sin aprobar completamente un sólo curso!!!!

Hablando con mi primo que es funcionario y maestro de primaria de un colegio público, me comentó que este año en su clase llevan bastante atraso al tener de 30 niños, 18 niños de distintas nacionalidades y con distintos idiomas, y reconoce que la clase se queda rezagada, quiero dejar claro que hablo desde el respeto, pero pienso y aunque duela decirlo y no guste, que si mi hija estuviese en esa clase, no me gustaría que fuera atrasada en comparación con el resto de clases o colegios por el tema de que hayan niños con dificultades, por lo tanto, pienso que debería haber clases para estos casos especiales, y que no los juntaran con el resto hasta que no hablasen perfectamente el idioma, así los niños que no tienen problemas pueden seguir su curso con normalidad. Se, que esto, en la educación privada no ocurre y yo todavía no sé si mi hija tendrá algún problema de aprendizaje en el futuro, por ahora la veo una niña bastante lista e inteligente, pero eso no tiene nada que ver con el día de mañana, lo que tengo claro es que no querré que una clase de 30 niños se retrase por ella, por lo tanto, si tiene algún problema, deberá reforzarlo con clases extra, en el mismo centro. O dar clases y aprender de acuerdo a sus límites.

Sería de país desarrollado que haya educación para todos, pero de calidad, las becas, si suspendes, fuera, los buenos expedientes, premiados con becas, públicas o privadas, el que suspenda, no pasa de curso...

Este mismo colegio en el que yo estudié, ha sido integrado en la red de centros plurilingües, en el colegio se impartirán, en todas las etapas educativas, algunas asignaturas en inglés y valenciano. Un motivo más para que mi hija estudie en él.

Por la calidad humana del personal, desde el cocinero hasta la enfermera.

Por las clases de inglés impartidas por un profesor nativo y por los exámenes de la universidad de Cambridge.

Por la educación, la disciplina, la puntualidad, la transparencia, la información, EL RESPETO y sobre todo el respeto de los alumnos al profesorado, cosa de la que hoy en día, se carece.

 

Porque estamos en una democracia y cada uno puede hacer lo que le de la gana, siempre que no ofenda a nadie. Y cada uno invierte su dinero en lo que mejor le viene, y para mí, invertir en la educación de mi hija es la mejor inversión que puedo hacer, más incluso que en la de mi casa.

 

En fin, ciertos valores, que queremos inculcar a nuestra hija, ni mejores ni peores que otros, simplemente importantes para mí y para su padre.


Ahora mismo mi hija está en una escuela infantil pública, y debo decir que eché los papeles allí porque hasta hoy en día ha sido la escuela infantil mejor preparada y con mayor prestigio de mi ciudad, por el profesorado, por las actividades, por los parques infantiles que tiene, por la implicación con los padres. Y consideramos que era la mejor opción para ella. (Yo no miré el hecho de que fuera pública, sólo quiero una Enseñanza de calidad y cantidad). Igual que la llevaré al colegio donde yo estudié, porque pienso que es la mejor opción para ella, porque es lo que conozco, porque conozco el sistema que tienen y porque he visto los resultados y aunque una persona decida no haber estudiado una carrera, adquieres unos conocimientos increíbles y una base y educación buenísima.

 

Quiero desde aquí dar las gracias a mis profesores, excelentes personas, profesionales muy preparados (tanto en universidades públicas como privadas) que nunca dejan de estudiar y adquirir conocimientos, por inculcarme la pasión que tengo por la lectura, por la pasión que tengo por la escritura y mi “obsesión” por las faltas de ortografía, por hacerme sentir segura en los momentos de nervios de exámenes orales y prácticos. Por toda la educación y conocimientos que he adquirido allí. Allí me han enseñado a jugar con niños de todo tipo, JAMÁS me han dicho que discrimine a alguien por su nacionalidad o bolsillo.

 

Quiero dejar claro que la educación se la daremos a mi hija, su padre y yo, pero me encanta pensar, que este colegio se la refuerce con mis creencias y nuestra forma de ver la vida.

Las personas, les enseñamos un camino a nuestros hijos, el que pensamos que es el más adecuado, pero es nuestro hijo, con los años el que decidirá si es creyente o no, si reza o no, si se hace budista o le da por atracar bancos. Pero como la semillita de la tolerancia, el respeto, el ser buena persona y saber comportarse, estará ahí, pues por ahora haré lo que su padre y yo consideremos porque ahora decidimos nosotros.

Voy a daros unas pequeñas pautas que leí el otro día para elegir colegio, sin ningún tipo de problema, tanto de la pública, como la privada, yo, como veis, lo tengo clarísimo:

 

Las 10 preguntas que debemos hacer antes de elegir colegio.

1. ¿Cuál es el proyecto educativo del centro?

La forma en que transmiten los conocimientos en el colegio: qué método de aprendizaje utilizan y si tienen alguna orientación pedagógica concreta. También es bueno tener referencias sobre los puntos fuertes del centro: si destaca por su formación musical, nuevas tecnologías, literatura, deportes, oratoria...

 

Si se trata de un método pedagógico alternativo, los padres tienen que comprobar primero que está certificado por el Ministerio de Educación, implicarse más en el seguimiento de los estudiosy comprobar que en cada etapa se cumplen los objetivos que marca el ministerio.

 

2. ¿Cuántos alumnos hay por clase?

Lo normal en España son 20 o 30 alumnospor aula. Claro que, si el colegio cuenta con clases más reducidas, es un punto a su favor, porque la atención al niñoserá más personalizada.

 

3. ¿A qué distancia está el colegio?

Es importante tener cuenta este aspecto, porque depende de dónde esté tendrán que coger transporte o no. Además, si hay que ir a recogerlo, estará supeditado a nuestro horario de trabajo. Sin embargo, no es determinante, porque a veces compensa lo que nos ofrece el colegio aunque esté más lejos. Todo depende de las preferencias de los padres.

 

4. ¿Qué importancia le dan a los idiomas?

¿Es un centro bilingüe?, ¿ofrecen otros idiomas, a parte de inglés y español? Un punto fundamental en la preparación del niño, que ha dejado de ser exclusivo, PORQUE AHORA TAMBIÉN EXISTEN COLEGIOS PÚBLICOS BILINGÜES.

 

5. ¿Cuál es el ideario del colegio?

Cuáles son las líneas morales, religiosas e ideológicas del centro. Estas deben adaptarse a la educaciónque queremos dar a nuestros hijosy a nuestras creencias, para que no haya contradicciones.

 

6. ¿Cómo es el día a día en el centro?

Para ello, nada mejor que visitar el colegio, ver cómo son las clases, informarte de cómo distribuyen el tiempo, hablar con otros padres que tienen ahí a sus hijos sobre su experiencia… En definitiva, ver en vivo y en directo cómo van a estar los niños en la escuela.



7. ¿Incluye comedor?

Y si es así, ¿qué tipo de alimentaciónofrecen? Más allá de los conocimientos que pueda adquirir en el colegio, una dieta sanay equilibrada es determinante para la salud y el desarrollo del niño.



8. ¿Qué actividades extraescolares ofrece?

Las actividades extraexcolaresson importantes para que el niño pueda desarrollar otras competencias y habilidades. Presta atención a sus gustos y a la oferta del centro.



9. ¿A qué hora salen del colegio?

Los horarios del centro deben ser compatibles con el trabajo y actividades de los padres, para que el niño pueda estar bien atendido y no haya nunca problemas a la hora de recogerlo.



10. ¿Ofrece buenas instalaciones?

Hay que tener en cuenta las herramientas con las que cuenta el centro, sobre todo las nuevas tecnologías, como ordenadoresy pizarras electrónicas, con las que el niño va a crecer y serán determinantes en su futuro.



Conozco excelentes profesores, periodistas, médicos, abogados que han estudiado tanto en una una como en otra, no entiendo el porqué de tanta animadversión por la gente de la privada. Conozco a personas que han estudiado en la pública, que han acabado con niños ricos y viceversa. Conozco a gente racista tanto de una como de otra. Mi marido estudió en la pública y prefiere no opinar. Con eso, lo digo todo. O sea, que hay opiniones para todos los gustos, señoras y señores.

 

Todas estas cosas que se dicen criticando tanto una educación como otra, no vienen sino de personas llenas de prejuicios, intolerantes y llenas de resentimiento. A mí, nada ni nadie me va a hacer cambiar de opinión. Creo que en la variedad está el gusto, y me encanta que en este país, haya dos tipos de Enseñanza donde elegir. Tanto una como otra, son competentes y de calidad, aunque una tenga que bajar el ritmo más que la otra, debido a las circunstancias.

 

Está claro, que diferencias hay, mejores o peores, si no, no habría dos Enseñanzas, si no, ni yo, ni nadie, pagaríamos un colegio privado, si realmente fuesen iguales. Pero ¿y qué? Las dos opciones son válidas. Y yo jamás me aventuraría a criticarlas. 


De todos modos quiero finalizar, diciendo que por mucho que la familia y profesorado se implique, es el niño o alumno el que decide estudiar o no, es él el que tiene la última palabra, estudie EN LA PÚBLICA O EN LA PRIVADA.


UN ABRAZO A TODAS LAS PERSONAS TOLERANTES Y SIN PREJUICIOS, TANTO CON UNA EDUCACIÓN COMO CON OTRA.

 

¡FELIZ SEMANA!

Ver comentarios

Girl Gift Template by Ipietoon - Alojado por Overblog