Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

¡CÓMO DUELE CRECER!

por El mundo de Ana PasSa

publicado en MATERNIDAD

Perdón por mi demora en escribir, pero por motivos personales (positivos), me ha sido imposible acudir a mi cita mensual con vosotros.
 
Comienzo desde el principio advirtiendo, que este post, va dirigido a madres y a padres, puede que no todos entiendan parte de dicho post, pero cómo siempre digo, escribo desde el corazón, y con la sinceridad que me caracteriza.

verano.gifYa llega el verano, ¡qué bien!, la verdad que apetece, los días interminables y otras tantas cosas que ya escribí en su día en mi post, (http://elblogdeanapascual.over-blog.es/article-viva-el-verano-78654460.html), el ánimo se sube, pero últimamente el mío lo notaba más decaído que de costumbre y no tenía ni idea de que me pasaba, pero hace una semana descubrí el porqué. Y os lo voy a contar, me he levantado hoy con la vena melancólica.
 
 
Como os decía, hace una semana, estaba en la Escuela Infantil esperando a recoger a mi hija a las 5, y se me acerca una mamá de un compañero de Martina y me dice: "Estoy "casi" con depresión de ver que acaban ya aquí, que tienen que dar el "gran paso" de empezar el cole, aquí que tienen tan marcados los horarios de todo, comidas, meriendas, sueño... que quieren tanto a su seño, educadoras y compañeros, llevan así sus dos o tres primeros años de vida y ahora viene el cole de mayores. Qué rápido ha pasado todo esto, que pena tengo".
 
guarderia-infantilY ahí me quedé yo, en medio de toda la algarabía de padres, madres y niños, pensando... y era verdad, me di cuenta que esa semana acababan las siestas en la Escuela, y que nunca volverían a dormir allí. Quizás suene ñoño, quizás sea porque soy madre de una hija y no tengo más (ya que hay otra mami, que tuvo, tiene y tendrá hijos en la escuela y no le ha dado tiempo a sentir nostalgia). O quizá es, porque estoy siendo consciente de que el tiempo ha pasado demasiado rápido.
 
guarderia.jpgCuántas veces me quedo pensando en el día que nació, en los primeros meses, tan duros y a la vez tan maravillosos. Y pienso que soy una privilegiada porque tengo una hija sana y como la que tengo (qué voy a decir yo que soy su madre). Cuántas veces recuerdo su primer día de guardería, su padre y yo salimos con un huevo que nos moríamos y ella se quedó tan feliz de ver que estaba rodeada de tantos niños y juguetes. Y me sorprendo, y no dejo de sorprenderme, al ver que va a entrar al colegio, me cuesta asimilarlo.
 
Decidí escribir este artículo, porque aunque hay mamis de todo tipo, yo me considero una persona sensible, más aún, desde que soy madre y me consta que, más de una, lo estamos pasando regular con ésto de que dejen la escuela infantil (o guardería), supongo que el cambio de tiempo, la primavera y el ver cómo crecen afecta.
 
En cierta ocasión escuché, que "crecer duele" y no lo entendí, ahora lo entiendo, ahora entiendo porque que los hijos crezcan, a veces, duele. Y aunque cada época y cada edad, tiene algo bonito y especial, una quisiera que fueran pequeños toda la vida.
 
Siento que me quedan muchísimas cosas que vivir en el tema de la maternidad y me apasiona, y cuando vienen los cambios, es cuando te das cuenta lo que sufre una madre por sus hijos. Sólo piensas en cómo le afectarán. Y en ocasiones, da rabia, no poder frenar el tiempo, que se quedase quieto, ver como tus hijos son pequeños, ver que tus padres no envejecen. Sería perfecto.
   
ninos-riendo.jpg
Aún con toda esta melancolía, no hay tristeza que no consiga paliar, una sola de sus sonrisas o un simple gesto que me hace olvidarlo todo por un momento y ser feliz con su presencia. Estaría abrazada a ella de por vida, hay que ver el poder curativo de los besos de una madre y de los abrazos de un hijo, nos sanamos recíprocamente.
 
Muchas veces cuando son pequeñitos que dependen tanto de nosotros pensamos: "¿Cuándo crecerán y se harán más independientes?" Pero es precisamente es esa independencia a la que tanto temo. No quiero ni pensar en que probablemente llegará el día en el que no pasemos un montón de tiempo juntas, abrazadas y demostrándonos tanto cariño. El día en el que ella no me necesite, (aunque una hija siempre necesita a su madre). Qué no me necesite "tanto".
 
Hace poco presencié una escena que realmente me dio rabia y pena. Una mamá fue a recoger a su hija pequeña a la escuela, iba con su hijo mayor (de unos 9 años) y de repente, su madre le dio un beso. El niño se pasó la mano por la cara y gritando, le pidió a su madre que no le besara delante de nadie. Son cosas de la edad, me consta, pero son cosas que pueden doler, a mí me dolería... A veces, por mucho que les inculques amor, besos, por mucho que intentes luchar contra eso, "ese día" llega y te puede chafar...
 
El tiempo vuela y yo no me quiero perder ni un momento de su vida. Quitando mis clases procuro estar con ella todo el tiempo, hasta me compré un "carricoche todoterreno" para irme con ella a hacer deporte.
 
Quiero sentirme orgullosa en un futuro de los pasos de mi hija, de sus logros, del alcance de sus metas. Pero sé que echaré de menos a la que un día fue mi “pequeña del alma”.
 
¿También a vosotros os da pena que vuestros peques crezcan?
 
 
Con los años, se aprende a ser padre y madre y (desde mi experiencia) te das cuenta que ser madre, consiste en tener el corazón a punto, preparado siempre para cualquier contingencia. Da igual la hora, el trabajo o el estado de ánimo. Y siempre con la voluntad dispuesta a sortear lo que sea. Ahí estás; ¡preparada, lista, ya! Atenta a levantarte del sofá como un rayo, a dejar el libro que llevas entre manos y leer en sus ojos la preocupación de tu hijo/a.

Es un amor de guardia las 24 horas del día, siempre pendiente del menor detalle, sin retroceder un paso. "Apaga la luz y deja el cuento, los dientes, recoge los juguetes...".

Y esa fiebre, ¡ay esa fiebre! que abrazas y que besas en su frente y que desearías que con ese beso todos sus dolores y males pasaran a tí automáticamente.

"Cuéntame mi amor, ¿Qué has hecho hoy en la escuela?. ¿Porqué te estás riendo?". Y eres feliz en su mirada, y vas viendo cómo se inauguran sus vidas y cómo crecen tan deprisa. El corazón se encoge de nostalgia.
16043374-madre-e-hija-mirando-por-la-ventana-de-invernadero.jpgPero hay que seguir, seguir, seguir. Crecer con ellos, ganar altura y perspectiva. No hay que perder de vista su ingenuidad o sus primeras mentiras, y hablar muy claro de todo lo que está bien o mal.

Ser madre (o padre) es creer en tus hijos, y que ellos crean en ti. Que te cuenten todo, las dudas, las risas. Y por supuesto, no todo son obligaciones y deberes, pero hay que repasar la lección de la vida, día a día, con sus virtudes y esfuerzos, con sus amores y sueños. Mostrarles la felicidad de lo inmaterial. Y la libertad de su espíritu. Asomarse con ellos a la ventana y como quien no quiere la cosa, hablar de la belleza, de las montañas, de Dios, de la brisa.

Hablarles de ti, de lo que piensas, escuchar juntos un cuento o hacer de una conversación intrascendente algo único en sus vidas. (Esto lo he vivido con mis padres y me ha pasado). Me gustaría que fuese igual con ella, que cuando pase el tiempo me diga: “Mamá nunca podré olvidar aquellas rosas del paseo, o el batido de naranja y fresa que nos tomamos después de tumbarnos en el césped de casa”.

Ser padre es darles a los hijos sorpresas. Algo como: “Calla, calla, ¿no has oído? Calla y escucha”. “Mamá, no se oye nada”. “Calla, shhh…, es el silencio, la única manera de escucharte por dentro”. "El sonido de la paz, de la tranquilidad". 
 
Sorpresas de amor. “Ven hija, por favor”. “¿Qué?”. “Necesito un besito”. Y ese beso dura toda una vida. Y hasta puede que los hijos de tus hijos se sorprendan también con el recuerdo de ese silencio o de ese beso.

Cuántas veces no hemos dicho nosotros mismos... “Mamá ¡qué cosas tienes!”. Los hijos esperan siempre de un padre lo inaudito, la disciplina, la verdad y el cariño. Yo sé que le encanta, le vuelve loca de alegría, que su padre sea compinche, espía y aliado. (Aunque no sé a cuál de los dos le gusta más).

A los hijos les gusta que les provoques, que les exijas, que les perdones y que escuches con ellos esa música cualquiera, de cualquier parte.

padres-e-hijo.jpgSer PADRES, en definitiva, es sentirse todavía HIJOS. Y mostrarnos como somos, sin disimulos. Y no darse por vencidos. NUNCA.
   
¡Cómo duele y apasiona verlos crecer!
 
"Para un padre o una madre que ama, no hay nada imposible", by me.
  
¡FELIZ SEMANA HIJOS Y PAPIS!
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post

Carolina 10/19/2019 19:56

Hola Ana, la verdad siento lo mismo que tú solo que al revés yo soy la hija, y me duele crecer, ver que mi madre me deja más a mi aire, daría lo que fuera por que todo sea como cuando era pequeña porque las dos éramos muy felices, el año que viene igual me veo obligada a irme de casa por estudios, porque empezaré la uni, y ese pensamiento me mata y no me deja vivir y disfritar en paz, despertarme sola, sin ella, comer sin ella, hacer cosas sin ella y acostarme sin que me dé un besito...
La verdad daría lo que fuera por retroceder en el tiempo y volver a ser esa niña que se reía por todo y hacía a mi madre tan feliz...
No quiero separarme de ella, no estoy lista, la necesito
Que opinas?

Nuria 06/07/2013 16:23

Felicidades madraza, ya verás como se adapta perfectamente como se adaptó a la guarde, no sufras churri.

El mundo de Ana Pascual 06/10/2013 15:13



Gracias Nuri, ¡¡¡¡eso espero!!!



Úrsula 06/07/2013 14:42

Sempre encertada!

El mundo de Ana Pascual 06/10/2013 15:13



¡¡Grasies Ursii!!



Dani 06/07/2013 14:41

¡Colosal! ¡Eres una crack!

El mundo de Ana Pascual 06/10/2013 15:13



¡¡¡¡Gracias Daniiii!!!



miriam 06/06/2013 17:01

hola Ana llevo casi un mes supernostálgica que nada mas tengo ganas de llorar el dia de los cumpleaños me salio toda esa nostalgia y casi hago llorar allí a varias de las mamis del cole me da mucha
pena que se vaya del cole que dejemos nuestro grupo del wasap de las mamis porque Isabel nos tiene informadas de todo mandando fotos canciones y demás me parece como tu dices un supercambio el cole
y el problema que karel tampoco quiere dejar su clase sus amiguitos ni a Isabel me da pena pensar que tiene que empezar de cero con niños nuevos, otro cole y otra seño que pena como pasa el tiempo
creo que no lo podias a ver expresado mejor no se si será porque solo tenemos uno pero me siento igual ,pero seguro que se adaptan muy rápido y somos nosotras las que notamos mas el cambio que
ellos, un beso.

El mundo de Ana Pascual 06/07/2013 11:11



Ay Miriam, yo estaba igual ese día y por vergüenza no lloré, los vi tan pequeñicos y a la vez "tan mayores" y con esa ilusión y energía. Qué bonito es ser madre, es lo mejor que nos ha pasado
nunca, pero escucha, seguiremos siendo todas amigas por Face y wassap y con Isabel, ellos se adaptaran mejor que nosotras, pero cuesta asimilar que van a entrar ya al cole. Además tenemos que
planear quedadas con ellos para que no pierdan contacto.


Gracias por leerme bombón. Un besito.



Cristina 06/06/2013 15:42

Chapeu, todo mi respeto hacia las madres. Sois lo más fuerte que hay en la naturaleza capaces de soportar todo. Como dice "la Esteban" por mi hija ma-to. Ánimo que te quedan muchos cambios que
sufrir en la vida.

El mundo de Ana Pascual 06/07/2013 11:06



¡Jajajajaja! Gracias Cristina, es verdad, y tú tienes el mejor ejemplo en tu madre que es una fiera. Y sí, por mi hija no sólo mato, sino que MUERO. Y sí me quedan cambios, espero saber llevarlos
con "menos penilla". ¡jajaja! Un besico.



Manuel López Fernández 06/06/2013 14:50

Hola Ana,
Como ya te dije, hace poco que descubrí este blog y no me queda más que darte la enhorabuena por tus artículos.
Con respecto a este último creo que el título correcto debería ser !! Como duele verlos crecer ¡¡ (je,je)ya que quien realmente sufre somos nosotros (reconozco que las madres mas que los padres)
porque ellos al fin y al cabo son eso, niños, y como tales se adaptan a cualquier cambio mejor que nosotros, siempre que vivan en un buen ambiente y se sientan queridos.
Por eso te digo que disfrutes ahora de tu hija que está en su mejor momento y eso quedará siempre en vuestro recuerdo.
No sé si vendrá al caso pero me gustaría dejarte un enlace con un corto realizado desde la visión de un niño y que me impresionó cuando lo vi.



https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=5ip8Bt8fPdI#!

El mundo de Ana Pascual 06/07/2013 11:02



Muchas gracias Manuel, es cierto que quien más lo sufre somos las mamis, pero porque somos por lo general más sensibles y estamos más encima de ellos. Intento disfrutarla todo lo que puedo, y
gracias a Dios puedo bastante y más ahora porque hemos terminado las clases todo mi tiempo es para ella. Me ha encantado el video, lo voy a compartir. 


Un saludo y gracias por seguirme. ;)



Rocio 06/06/2013 14:30

Lo que tienes que hacer es tener un bebe, darle un hermano a Martina y volver a vivir lo que es tener otro con la experiencia que ya tienes. No te da tiempo a tener nostalgia porque cuando no te
necesita uno te necesita el otro. Felicidades y ya sabes, al tema.

El mundo de Ana Pascual 06/07/2013 10:59



Uyyyy que pereza Rocío. Deja deja, que me encanta tener vida social y disfrutar mi juventud, yo lo respeto todo así que dejarrrme que todo el mundo está igual, a parte de ser madre también soy
mujer, joven y el verano ya está aquí. No se que pasará en el futuro, por ahora y como siempre digo, mis necesidades como madre están cubiertas y todo mi amor y todo el protagonismo es para mi
nena, creo que por eso vivo todo tanto. Dos son multitud en mi caso. ¡jajaja! Además tengo muchos años por delante para pensármelo. Ahora que he retirado pañales, chupos, gasas, cunas, tronas,
maxicoxis, bodys, bañeras... no tengo ganas de volver a desembalar nada por ahora. Aún así me espero, porque todo lo bueno, se hace esperar. De todos modos gracias por el consejo y tú
anímate también y a por el cuarto, claro que sí!!! A reproducirse y a criarrrrrrr, no se que va a ser de ti el día que crezcan!!! Un besazooo.



Soni 06/06/2013 14:16

Anichuuuuuuu, eres una artistasaaaaaa. Que ilusion la de ser mami y sentir todo eso, seguro que algun dia os sorprendo con la noticia, eres un espejo para mi, porque espero vivir todo lo que has
vivido y estas viviendo, nos vemos este finde guapa, que ganas de salir ya a pegarnos la fiesta que nos merecemos, un abrazo enorrrrrrrrrrme

El mundo de Ana Pascual 06/07/2013 10:48



Gracias princesaaaaa. Lo que es menester es que estés ya y otro más para la pandi, que hacen falta niños por todas partes, ¡¡que son la alegría!! Gracias por lo de que soy un espejo para ti, la
verdad que te deseo lo mejor y ojalá puedas vivirlo todo con la intensidad y pasión que vivo yo todo. Un abrazaco preciosa.



Vane 06/06/2013 09:41

Está claro que eres una supermami, el otro día te vi desde el otro lado del río con la peque en el carro que volaba, estás como una cabra jijiji.
Me ha gustado el artículo porque se que me voy a sentir como tú al año que viene, mi cría deja la guardería y me da una pena pero ahora voy a disfrutar este año al maximo, jejeje. Me ha gustado
mucho el artículo!!!!

El mundo de Ana Pascual 06/06/2013 10:49



¡jajajaja! La gente se queda mirando loca y Martina va partiéndose de risa toooodo el camino. Tengo que comprarme ahora una sillita para la bici.


Disfruta mucho a Adriana que el último año de guarde se pasa volao, ni te enteras. ¡Un besazo y mil gracias!



manoli 06/05/2013 00:47

Tu ya sabes Ana que yo ni superwoman, ni supermama, ni madre-pulpo con cuatro brazos para que no se caigan, ni cocinera de bizcochos esponjosos, pero Ay Dios!!!!, !como duele crecer!, ellos,
nosotras, nuestros padres, los días que pasan.....pero así es la vida querida mia, y siempre dando gracias!!!!!!!
Muy bonito el post, de los mejores. Un besote.

El mundo de Ana Pascual 06/06/2013 10:44



Manoli, tú eres una super mamá de dos soles preciosos, una super trabajadora, super deportista, super estudiante, super titulada, super esposa y super cocinera de pasta con bechamel a horno,
super estilosa y la verdad, poco importa que no hagas bizcochos esponjosos, que por cierto cuestan menos tiempo y trabajo, que el tiempo que dedicas tú a otras cosas tan importantes para ti y tu
familia. Así que sí, hay que dar gracias, sobre todo porque los que queremos, nos quieren y tenemos a nuestro alrededor tengan salud y nos duren muuuuuchos años. Mil gracias preciosa, i miss
youuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu!!!!



Vero 06/04/2013 15:32

Cómo siempre,genial!! Enhorabuena

El mundo de Ana Pascual 06/06/2013 10:39



¡¡Gracias Veroooo!!



Lore 06/04/2013 14:24

que bonito, un escrito lleno de sentimiento como todos los demás. Creo que lo dije en una ocasión, pero lo repito porque eres un alma transparente y te felicito!

El mundo de Ana Pascual 06/06/2013 10:39



Ay Lore muchas gracias, tú si que eres especial y te agradezco ese cumplido. Me encanta porque lo intento y al parecer transmito lo que siento, tal y como quiero. Besitos reina.



Sinaí 06/04/2013 11:22

Ayyyyy que penita tan grande!!!!si que duele si!!!y ahora estan en un momento tan bonito que me encantaría parar el tiempo!!y ellos tan contentos preguntando cada 5 minutos...a que si mami?a que ya
soy mu mayor???joooooo

El mundo de Ana Pascual 06/06/2013 10:37



¿A qué sí? Ayer me decía mi marido, que conmigo se ríe un montón, pero que como con su niña en dos años y pico no se ha reído tanto, tienen muuuuchas caídas al cabo del día y nos lo pasamos pipa,
porque ellos son "mu mayores ya".



Mari 06/04/2013 10:25

Hola Anita

es verdad que cuando lo pienso me dan ganas de llorar, me pregunto como es posible que no me haya dado cuenta de lo rapido que han crecido, hace dos días que nacieron, me acuerdo parece hace dos
días que me dijiste que estabas embarazada, vaya nueve meses y pico tan largos y encima sin saber que traías! Y Martina ya esta hecha una mujer.

Yo cuando miro a los míos y lo pienso, me da pena y a veces me planteo tener otro más, pero me robarían mucho tiempo de disfrute con los otros dos y otras tantas cosas que no me voy a poner a
contar pero si hecho en falta el olor a bebe en mi casa jajaja. Mira lo importante es que estan creciendo felices y sanos y eso es lo que hace realmente feliz a una madre, a que sí?

Un besazo cariño, sigue escribiendo y no falles mas tanto tiempo!

El mundo de Ana Pascual 06/06/2013 10:36



Y tanto que si el tiempo vuela, aunque una mujer no nena, que tiene 2 añitos y 9 meses, ¡jajaja! Mari, ten otro más coñe, igual le traes una hermanito/a a Alba y Diego, y otro compi de juegos Hay
que hacer España grande y donde comen dos comen tres, tengas lo que tengas tienes ropa y de todo para reutilizar. Si los niños se crían solos. Eres una madraza, son dos pincelicos, anímate, que
eso no cuesta nada. ¿Tú sabes la de ventajas que tendrías al ser familia numerosa? Un no parar y no parar de ventajas.


Mil gracias por seguirme siempre perla y tranqui que antes de que acabe el mes, tendré otro publicado para compensar el mes de Mayo, un beso enorrrme a ti y a tus perlicas.



Pilar A. 06/04/2013 10:15

Ana me he sentido tan identificada como siempre. Parece q pongas palabras a los sentimientos, felicidades por este blog tan maravilloso, que leo hasta cuando voy en avión. Un besazo enorme.

El mundo de Ana Pascual 06/06/2013 10:29



Mil gracias Pilar, es un placer y un orgullo, como digo siempre, que mi blog os entretenga, os evada, os aconseje y os haga pensar y meditar. Me encanta cuando me decís que os gusta, de verdad
que hace que mi cita con vosotros, se haga ineludible, un besote.



almudena 06/04/2013 09:57

me encanta!

El mundo de Ana Pascual 06/06/2013 10:27



Tú a mí, ¡más!



Carmen 06/03/2013 15:47

Esta genial todo lo k dices...y k verdad Ana.

El mundo de Ana Pascual 06/06/2013 10:26



Muchas gracias Carmen.



Esther 06/03/2013 13:34

Desde mi punto de vista, me agrada verlos crecer, pero no me agrada tanto ver que cada día están un poquito más lejos, un artículo buenísimo. Un beso

El mundo de Ana Pascual 06/06/2013 10:26



Muchas gracias Esther, lo que vengo a decir en mi artículo, es que verlos crecer tan rápido, hace que tengamos sentimientos "encontrados", es decir, somos felices de verlos crecer, pero a la vez,
sentimos una especie de nostalgia, un beso guapa.