Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

¡LLUEVE!

por La ventana de Ana PasSa

publicado en SENTIMIENTOS

    lluvia26ib.jpgAnoche estaba en casa y cuando fui a acostarme, empezó a llover, que sensación más reconfortante, taparte con el edredón y escuchar la lluvia caer, hay veces que cuando llueve y estoy llegando a casa, aparco y me quedo dentro del coche en silencio para escuchar las gotas golpear en el techo, me quedo "empanada", me relaja ¡me encanta!  

 

El otoño, no cambia en absoluto mi estado de ánimo, gracias a Dios, porque sé, que a veces, no se puede evitar, de hecho es mi estación preferida, los días de lluvia, el cambio de hora, los días más cortos, hacen mella en la mayoría de la gente. Pero a mí, me encanta, hay que ver el lado positivo de todo, y de todas las estaciones y disfrutar de todas las oportunidades que nos brinda cualquier ocasión en la vida.

     

 

Algunas propuestas interesantes para el otoño para mí, son:

 

Salir en bici.  

   

Ver pelis en casa.

   

Hacer cenitas con los amigos.

   

Los juegos de mesa con los amigos.

   

Ver alguna lluvia de estrellas.

   

Pasear con mi familia y mi perro.

   

Ir a la playa y disfrutar de su tranquilidad.  


338090_2638675566387_1240451399_33152020_1938930129_o.jpg Tomar una taza de chocolate un día de lluvia en alguna cafetería. Recomiendo Valor en Villajoyosa, tiene unas vistas espectaculares al mar. (Eso lo hice ayer, con mi marido ¡jijiji!!)  

 

 

Ir al teatro.

 

Ver algún monólogo divertido. (También lo hice la semana pasada, ¡qué risas!)

   

Ir al cine.

   

Leer.

   

Escribir.

   

Disfrutar de los nuestros y de nuestro hogar.

 

 

Voy a hablar de lluvia, no de lluvia torrencial, ni fenómenos catastróficos de la naturaleza. Es evidente que ese tipo de lluvia no me gusta.

 

Todo el mundo me pregunta, ¿cómo es posible que te guste tanto la lluvia?  Pues señores, porque la veo muy poco, vivimos en una zona donde la lluvia la "catamos" nada o casi nada, y la lluvia limpia la atmósfera, el aire, las calles, los campos... Llena los embalses, las acequias, los ríos, los arroyos, los pozos, riega los árboles, las plantas, las terrazas de las casas, ¡EL AGUA ES VIDA! 

 

La gente no ve, corren cuando llueve. Miran hacia abajo, van apurados, nadie quiere mojarse, ¿Pero porqué? es tan bonito. No es malo dejarse llevar de vez en cuando, en algún momento puntual.

 

Las gotas todas se confunden y todas son iguales para el poco conocedor.

 

Mi abuelo era agricultor, tenía tierras y sufría cuando venían épocas de secano, sus caballos, vacas, cabras, cerdos, conejos, lo pasaban muy mal, algunos morían por golpes de calor y sus coseuntitled.pngchas y árboles de sus huertos, se secaban. Por eso, cuando llovía era el hombre más feliz del mundo, los ingresos dependían del campo y que el campo saliera adelante, dependía en gran parte del agua y eso todavía ocurre, por eso me alegro cuando llueve, porque me encanta y por todas las personas que se dedican a ello. Encima que el campo es duro, es poco agradecido cuando no llueve.  

 

 

Aquí dejo un enlace para escuchar su sonido tan relajante y maravilloso.

 

http://www.youtube.com/watch?v=20gAH1RBtc8

 

 

Recuerdo con mucho cariño y añoranza de pequeña, cuando llovía mucho, había tormenta y estabamos en la casa del campo, nos metíamos en la cama, mis padres, mi hermano y yo, comíamos palomitas y mis padres nos contaban cuentos, nos reíamos un montón, y a ratitos, nos quedabamos los cuatro callados, escuchando caer las gotas de lluvia, me trae a la mente y al corazón una sensación de bienestar y nostalgia a la vez, maravillosa. (Creo que por eso, jamás me han dado miedo l1.jpglas tormentas). Cuando Martina sea más mayor pienso hacer lo mismo, quiero hacerle sentir esa sensación de seguridad y amor, que me creaba estar con mis papis metida en la cama, mientras fuera estaba la tormenta. Cuando terminaba, nos levantábamos corriendo y desesperados, esperabamos en la puerta de la entrada, a mi padre, para ponernos todos las botas de agua y salir a la montaña a coger caracoles y serranas. Recuerdo el olor a tierra mojada, ¡me encanta!. Y más tarde, cuando volvíamos con ellos en una bolsa, los contábamos y jugábamos con ellos, mi hermano y yo nos hacíamos un "ecosistema" con cajas de cartón y luego se los "vendíamos" a mi padre, él nos daba "estrellitas" de pegatina, había estrellitas azules y doradas, por cada 10 azules, nos daba una dorada, por cada serrana, dependiendo del tamaño nos daba unos puntos y según las estrellas, luego las canjeábamos por jugar rato más, ver la tele un poquito más, acostarnos más tarde o guardarlos para comprar algún juguete, (era una manera, muy buena de educarnos, porque siempre teníamos que trabajarnos las estrellitas y si nos portábamos bien o hacíamos nuestras tareas, luego teníamos una "minirecompensa", de hecho ahora veo "Supernany" y trabaja con los niños de manera muy similar, pura psicología, pero bueno eso es otro tema). Después de darle las serranas y caracoles, nos decía que las volvía a soltar por la montaña, pero dos o tres días después, siempre había paella de conejo con serranas para comer... ¡jajaja! ¡Qué inocentes!

 

La semana pasada, salimos mi marido y yo con nuestra hija a dar un paseo por los alrededores de casa con "Nano" nuestro perro y empezó a llover, así que nos cobijamos bajo un gran árbol que había muy cerca y disfrutamos un montón viendo como nuestra niña alucinaba de ver caer agua desde el cielo, quería cogerla, se la llevaba a la boca, cerraba los ojos y se reía y nos miraba, fue un momento para recordar. No tardé ni cinco minutos en volver a casa, ponerme mis botas de agua y volver corriendo donde estaban para pisar y saltar sobre los charcos, me reí de lo lindo, y mi marido más, decía que estaba como una chota, pero me encantó la sensación, mi niña me señalaba con su dedito gritando "¡eeehhhh!" como diciendo "¡mami, yo también quiero!". Llevaba más de 20 años sin hacer eso y la verdad que liberé mogollón de energía. No hay que dejar pasar ninguna oportunidad de volver a ser un niño durante un ratito. ¡La vergüenza no sirve de nada! (Aunque tengo que confesar, que lo hice porque estábamos en medio del campo, que una tiene una imagen. ¡¡jajaja!!! )

 

Así que, que voy a decir de la lluvia, que a mí no me da tristeza ningún día nublado, ningún día de tormenta, ningún día de lluvia. Desde luego que si quieres ver el lado positivo de la lluvia, lo encuentras. No voy a negar los beneficios de los días soleados, que también me gustan, pero de los que vamos más que sobrados, por esta zona en la que vivimos, en la variedad está el gusto y yo los "días contados de lluvia" ¡los disfruto un montón!

 

Hay un montón de planes que hacer en los días lluviosos, por ejemplo, preparar unas migas para comer, es una comida que pega mucho clluvia_en_el_parque-9100.gifon los días así. No hay que tener pereza de salir, de sacar a los niños, bien protegidos claro, con sus impermeables, paraguas y botas catiuscas, y pisar todos los charcos que se encuentren, correr bajo la lluvia, y después el gustazo de un baño bien calentito, ver una peli en casa en el sofá con una mantita (si hace frío) o simplemente sentarse resguardado a oir la lluvia caer, jugar a cualquier juego de mesa al lado de la chimenea..., nosotros también vemos álbumes de fotos antiguas de la familia, fotos de Martina de bebé, vídeos caseros de la familia, le enseñamos su árbol genealógico, aunque todavía no se entera mucho porque es muy pequeñita. Hacemos bizcochos caseros de chocolate, bueno, mi nena se pringa hasta los ojos con la masa, pero disfruta muchísimo. 

 

Supongo que si viviese en una zona lluviosa, como el Norte de nuestro país, acabaría hasta el gorro, porque la verdad, con un día soleado se pueden hacer mil cosas más, pero como aquí sólo ocurre de vez en cuando, lo vivo con alegría.

 

Me encanta sentarme junto a la ventana y mirar como caen las gotas, como se mueven los árboles, y recordar, pensar en todos los momentos que he pasado, los buenos, los malos y poder sentirme tan tranquila, con sólo recordardos.

 

Espero que a partir de ahora, hayáis cogido alguna idea, ¡¡para sacar más partido a un día lluvioso!!

 

¡¡Os dejo aquí una canción preciosa, un clásico, sobre la lluvia!!  

 

"I´m singing in the rain" de Gene Kelly   http://www.youtube.com/watch?v=p7QL46cK7B8 

 

 

¡¡APRENDED A BAILAR BAJO LA LLUVIA!!

 

 

¡¡FELIZ FIN DE SEMANA LLUVIOSO!!

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post

Jesús 06/18/2013 10:09

Que buen ratico acabo de pasar leyendo tus experiencias con la lluvia. Creo que disfrutar y vivir intensamente esas pequeñas cosas es lo más cercano que hay a lo que llaman SER FELIZ. Gracias por
el ratico Ana.

El mundo de Ana Pascual 06/18/2013 10:35



¡Muchas gracias perla! Lo más importante de la vida son las pequeñas cosas y los pequeños detalles... un beso!



SERGIO 11/09/2011 12:05


Me ha gustado mucho su blog, su manera de narrar las vivencias y sentimientos. Ha sido muy entretenido, he pasado un grato momento. Le felicito.


La ventana de Ana Pascual 11/09/2011 22:32



Muchísimas gracias, me congratula que le haya gustado. ¡Un saludo!



marita 11/04/2011 19:12


como siempre...................GENIALLLLLLLLLLLL!!!!!!!!!!!!!!!! vas a hacer que me guste la lluvia ;))


La ventana de Ana Pascual 11/06/2011 09:29



¡¡Muchísimas gracias Marita!!



Patricia 11/04/2011 16:02


Ahora entiendo porque te frotas las manos cada vez que ves que está nublado. Ahora mismo, despues de leerte ya no me importa tanto que llueva. Desde luego que hablas de todo, hasta de la
meteorologia, ¡me dejas muerta! jajaja! un beset!


La ventana de Ana Pascual 11/04/2011 16:19



Ves? Al menos he dado alguna respuesta... ¡jejeje! Hay que hablar de todo sin tapujos. Un beset igualmente.