Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog

Archivos

2013-07-29T10:00:00+02:00

MOMMY´S "FREE" TIME

Publicado por La ventana de Ana Pascual

verano.jpg¡Hola a todos!

 

Llevo todo el mes pensando en el blog: "Ahora en un rato escribo..." y como siempre, unas por otras la casa sin barrer, el verano con sus miles de planes... cuando pasa un tiempo y no publico artículo, siempre hay gente que me pregunta por ellos ya que los echa en falta, desde aquí agradeceros esa fidelidad.

 

En primer lugar aunque parezca repetitiva, este artículo trata de nuevo sobre la maternidad, que es (como habéis podido comprobar) de los temas que más me apasionan. Como iba diciendo, en primer lugar, quisiera homenajear a todas las madres, porque aunque todos "valoramos" su amor y esfuerzo, cuando eres madre te das cuenta de todo el trabajo y dedicación que suponen los hijos y que, a veces, sobretodo en la adolescencia, no se valora.

 

indice.jpgÚltimamente, sólo veo un bombardeo constante en las redes sociales de lo importante que es pasar tiempo de calidad con los hijos. DE CALIDAD. (Porque puedes estar 24 horas con ellos, pero si no juegas, si los sientas frente a la tele, o los tienes en casa todo el día sin estimularlos o sin dedicarles tu tiempo no tiene sentido pasar tiempo con ellos).

Realmente, a veces, veo gente con sus hijos y pienso que muchos de ellos tienen hijos porque es lo que toca en cierta época de la vida, y los tiene porque es lo que hay “estipulado” en la sociedad, uno no sabe los compromisos, responsabilidades y tiempo de requiere un hijo.

 

images1.jpgEn cierta ocasión, estuve hablando con una amiga a la que no le gustan los niños, es así, no los soporta, quizá le hagan gracia diez minutos pero no más, yo lo respeto todo y como es mi amiga, aunque no comparta ese sentimiento o pensamiento, intento empatizar con ella e intentar entenderla. Entiendo que no quiera hijos, hay gente que le dice que es egoísta, pero sinceramente, yo vería más egoísta tener hijos sin querer tenerlos, esas criaturas no se merecerían una madre amargada y depresiva, lamentándose cada día de haberlos tenido. Ella vive volcada en su trabajo, en su pareja (que tampoco quiere niños) y sus mascotas... Gracias a Dios hoy en día, se puede elegir si quieres ser padre o no y todo es respetable si eres consecuente con tus pensamientos y actos.

 

Cuando decides ser madre, lo decides con todas las consecuencias y cualquier madre o padre normal, quiere hacerlo bien con sus hijos, puede que luego salga mejor o peor pero todos lo hacemos de corazón e intentando llevarlos por el camino correcto.

 

apoyo-mama.jpgPero hay un GRAN PERO, con frecuencia, las mamis, nos preocupamos demasiado de cuidarlos, de su vuelta al cole, libros, ropa, de las ofertas que hay en todos lados para ahorrar un dinerito, de su alimentación, revisiones... Está genial y cualquiera que tenga conocimiento sabe reconocer el esfuerzo que hacemos las madres A DIARIO. A menudo, cuidamos tanto a nuestros hijos, a nuestro marido, a nuestros padres, amigos, familiares, a los compañeros de trabajo, al jefe, somos un hombro en el que mucha gente se apoya. Pero ¿cuando vamos a aprender a cuidarnos nosotras un poquito más en serio?

 

deporte.jpgLas mamis de hoy en día, llevamos muchos tajos, y un consejo importante y que os doy desde la experiencia es que tenemos que mantenernos en forma, es decir, hay que dedicar un rato a diario a andar, hacer footing, correr, ir en bici, jugar al paddel, al tenis o subir y bajar escaleras, eso ayuda a tener “fondo” y es muy importante para los quehaceres diarios, en serio, y más, si tenemos hijos nerviosos, la mía es más nerviosa de lo normal y yo tengo que agotar la energía de mi hija a diario y no es fácil porque ¡¡no para un minuto quieta!!

 

Por todo ello, me gustaría haceros una pregunta, ¿qué no habéis podido disfrutar esta semana?

 

 

Si reflexionamos un poco, veréis que hay muchas cosas. Algunas las dejamos sin hacer, porque nos acostumbramos a decir el típico “mañana porque hoy no me da tiempo a eso”, y en ocasiones, son cosas tan básicas como: respirar a diario tranquilamente 10 minutos, parar a comer saboreando con paz y tranquilidad, ir a comprar esos zapatos que tanto nos gustan y que vamos aplazando para cuando lleguen masajje.jpgrebajas ó cuando le compremos al peque los suyos o convenciéndonos de que no estará nuestra talla, también el hecho de quedar a charlar con alguna amiga mientras degustamos con ella un café, o sentarnos en un banco a leer tranquilamente, elegir los pendientes que mejor nos conjuntan hoy con la ropa, pintarnos un poquito (aunque ésto reconozco que lo cumplo a "rajatabla", jeje), siempre digo que si te sientes bien por fuera, ayuda a sentirte bien por dentro... Pero sin desviarme del tema hay cientos de cosas que podemos hacer las mamis y que nos merecemos, estudiar idiomas, bailar con nuestro chico, pintar cuadros, visitar más a los tíos y parientes que también te cuidaron a ti de pequeña… Siempre hay cosas que hacer por y para ti.

 

Está claro, y yo lo hago la mayoría de veces, que hay que compartirlo todo con los hijos, yo si hago un viaje de más de una noche fuera, ella va con nosotros, a cenas, comuniones, bodas, al máximo de salidas, excursiones, cafés... siempre me gusta ir con ella, pero no siempre hay que ir con ellos a todas partes, a veces hay que desconectar, y si sales a cualquier lado a hacer algo de ocio sin ellos, cero culpabilidad, porque ellos a la larga, también lo agradecen, es bueno que estén con otros familiares, que se "hagan" a todo el mundo, mi hija igual se queda con los tíos, con abuelos, con tíos abuelos y nunca, nunca se enfada, siempre me dice: "Vale mami, adios mami", besito y abrazo y hasta que vuelvas a por mi, porque eso sí, siempre que me voy se lo digo, (nada de salir a escondidas) siempre le digo el tiempo aproximado que voy a tardar, con quien va a estar y que va a hacer. No quiero que se agobie con la incertidumbre y eso ayuda muuucho.


1003731_10201674198516991_343303791_n.jpgSeguro que os suenan algunas de esas cosas que os he mencionado antes, que os gustaría hacer y que no hacéis, entre tanta prisa y rutinas, cuando todo el mundo duerme en casa, nos acostamos pensando en todas las cosas que tenemos que hacer al día siguiente, en el trabajo, en casa, con l@s peques (creo que eso lo hacemos todas las madres sin excepción) y cuando frenas y reflexionas un poco, a veces, de repente, un pequeño bajoncillo, bien por el cansancio físico o bien por el psíquico, y aunque tengamos lo que siempre soñamos, una familia propia, algunas dedicadas al cien por cien, otras al cien por cien menos el tiempo del trabajo, sientes que no terminas de hacer todo lo que quieres y en el caso de que no lo quieras pensar, ahí están las amigas sin hijos que te recuerdan lo que antes hacías, lo que antes te gustaba y lo que ahora no puedes disfrutar, pero no importa, porque te compensan los besos de tus hijos, los de tu familia, te compensa tu trabajo, ver como se comen tu comida y te dicen que eres la mejor cocinera y la mejor madre del mundo y te llenas de satisfacción al limpiar tu casa y verla recogida y ver como tus niños se crían a tu manera, de la mejor forma que una piensa, por supuesto, y están sanos y son los más listos del mundo y los más guapos, vamos lo que todas las madres pensamos (también sin excepción)... que como los nuestros, ninguno.

 

Y un día, te enfadas, y no es enfado, es madre_enfadada.jpgtristeza disfrazada de enfado y en un momento puntual que tu hij@ o tu marido tiren algo al suelo por tercera vez, tú explotas porque sientes ese enfado, notas que te alteras, al fin y al cabo, que te estresas. Y en ocasiones, se hace un silencio, y te sientes mal porque no quieres ser un comandante en casa, pero si no es así, no se puede... y a veces, no puedes más. A veces, los hijos o los maridos nos comprenden, pero a veces no, y nos sentimos mal. Y reñimos a los peques, más de lo que nos gustaría y es cuando en ese momento, te paras a pensar porque estás reaccionando así y es en ese momento cuando hay que coger la raqueta e irte a desfogarte jugando al tenis, o a desfogarte con un café y una amiga, o a desfogarte en ese miniviajecito con tu pareja o amigas o a desfogarte y comprarte los puñeteros zapatos que piensas que no te vienen ...

 

No es egoísmo, es por pura salud mental.

 

 Y hoy me he preguntado a mí misma y os pregunto a vosotras mamás, ¿A qué habéis renunciado no sólo esta semana, sino todos los meses y todos los años que sois mamis?


Seguro que la lista puede repetirse a la que he mencionado antes e incluso aumentar. En fin, mamis, creo que renunciamos a muchos ratitos independientes, y ya es hora de dejar de ir “al trote” o “volando” para que disfrutemos de más momentos para nosotras.


paradise.jpgCuidemos ese trocito de vida donde nuestros sueños se hagan realidad (aunque uno de ellos que es la familia se haya cumplido). Ese paréntesis que llenas de todo lo que te encanta a ti y que, si un día falta alguien, siempre podremos acudir a él. Esas citas sagradas con… ¡contigo misma!

Lo digo porque yo lo necesito y lo practico desde que dejé de darle el pecho a mi hija, porque yo necesito mi tiempo, mi espacio, yo necesito ser yo, y cuando tengo esos paréntesis, cuando labro esas parcelitas de mi vida, soy una madre más feliz aún si cabe, y sé, por experiencia, que mi hija es más feliz, sé que le dejaré la mejor herencia mi hija: la alegría, el entusiasmo, la vitalidad y el gozo de vivir. En resumidas cuentas, FELICIDAD.


Y es cierto que me encanta cuidar de los míos como si nadie más pudiese o supiese cuidar de ellos. Es cierto y reconozco, que me gusta sentirme imprescindible para mi marido y sobretodo para mi hija. Pero tenemos que saber ser prescindibles en determinados momentos.


padre-y-el-nino-abrazando-al-aire-libre-madre-activa-pixmac.jpgLes hemos dado la vida, somos estupendas y estamos bendecidas ya por el hecho de tenerlos en nuestras vidas. Pero vamos a intentar dedicarnos ese tiempo que merecemos, porque os aseguro que es para bien, para nuestro bienestar y el de nuestra familia. Todo eso nos une más. Seguiremos estando todos unidos y además, tendremos más anécdotas e historias que contar, en resumidas cuentas, será un TIEMPO DE CALIDAD. Porque a veces necesitamos "echarnos un poquito de menos" y retomar con más fuerza si cabe, los quehaceres diarios de la vida, nos sentiremos realizadas, sin tristeza ni añoranza de lo que podrías estar haciendo o no.


¡MAMÁS, VUESTROS HIJOS OS AMAN, Y OS QUERRÁN MÁS SI OS VEN FUERTES, LIBRES, INDEPENDIENTES Y ENTREGADAS!


Eso sí, quiérete TÚ TAMBIÉN y dedícate el tiempo que mereces.


Por cierto, PAPÁS, esté artículo también va por vosotros ;)

 

¡Un abrazo a todas, de una mami que lo intenta a diario!


¡FELICES VACACIONES!

 

Ver comentarios

Girl Gift Template by Ipietoon - Alojado por Overblog